jueves, 25 de diciembre de 2008

credo




Todo cuanto soy en tus sueños
soy en la realidad
Y soy así
porque vivo lo que sueño

Hay océanos gigantescos
donde navego
en una balsa de papel

Cruzo pequeños ríos
en botecitos aún más pequeños

Suspendida en la humedad
regreso invisible

Abro cuatro ventanas 
en mi corazón
Por cada una entra
el canto de un pájaro diferente
En mi voz están sus voces

No necesito creer en ti
Yo te he visto


2 comentarios:

Alej@ndro dijo...

imagino es solo el comienzo poètico ... y vivencial ... saludos mil

eltramonta dijo...

No Name, No Nombre, terapeuta, artista, poetisa... que hacés "muchas cosas y todas mal", y Leona por signo astrológico: entré a tu blog buscando "poesía" y entre otras cosas "descubrí" tu sueño y me enteré de Saint Saens. (Mágico el Camilo, mágica su introducción y rondó caprichoso, entraron en mi piel de la mano y la piel de una mujer)Ahora, en éste 28 de diciembre en que aquí, en mi patria chica se hacen las bromas del día de los Inocentes, entrás a mi casa por una de tus cuatro ventanas y yo sueño que te conozco, que te he conocido, quizás navegando en una antigua balsa de totora, en las más antiguas lagunas de Huanacache o en alguna de las moléculas de mis propios sueños.
Un abrazón de alma
"NN"